Equipamiento

La creación de las obras Hidden Reflections requiere de diferente equipamiento de alta tecnología, el cual permite crear capas nanométricas con propiedades ópticas controladas, y fotografiarlas posteriormente.

En lo referente a la creación o deposición de las capas, así como para el pre y el postprocesado de las muestras, se utilizan equipos PVD, además de laboratorios químicos, hornos y equipos de preparación metalográfica de materiales, con un valor total de cientos de miles de euros.

Para la obtención de las imágenes se emplea un microscopio metalográfico invertido de alta magnificación, con objetivos que permiten amplificar la imagen hasta 1000 veces. Este equipo cuenta con una cámara digital de alta resolución que permite la obtención de imágenes en las cuales cada píxel puede llegar a representar menos de 40 nm (0,00000004 metros), lo cual es un tamaño mucho menor que el de la propia capacidad de resolución de la luz.

Este equipo, dadas las limitaciones de profundidad de campo de la microscopía óptica, cuenta con un eje motorizado que permite la obtención de series de fotografías a diferentes alturas, que luego son combinadas mediante un software especializado para obtener una imagen nítida de los recubrimientos, que en muchos casos presentan irregularidades con alturas superiores a la profundidad de campo del objetivo utilizado.